La Santa Inquisición Carapulcra

Sabina

Autora: Mar Mounier @elhigadodmarita


Y empezaron las sacrosantas convulsiones de los socialconfusos. Resulta que un impertinente Marco Tulio Gutierrez (sí, el promotor de la revocatoria), declaró “en broma” que para él,  cuando una mujer dice “No” en realidad quiere decir “Si”. Deplorable percepción que se basa en la idea, machista y desgraciadamente generalizada e internalizada en nuestra sociedad como “normal”, que presenta a las mujeres como seres ambiguos y a quienes no hay que tomar en serio, aparte de otras perlas.
Ciertamente, lo dicho por MTG  es una reverenda cojudez por donde se le mire. Como mujer, me reafirmo en que para mí un “no” signfica  -literalmente- una respuesta negativa a una pregunta y/o es una expresión de rechazo o no conformidad para indicar la no realización de una acción.

Ahora bien. El asunto es que, apenas ocurrido el infame traspiés del desaborido personaje, todo un coro de fariseos de nuestra bien ponderada “reserva moral”, los “dignos” , los “defensores de las causas justas” representada por “los perfectos” de la caviararada y hueverada peruana; -siempre hábil en aprovechar cada clavo que le cae del cielo para victimizarse y paporretearnos con su doble rasero-, no perdió un segundo en arrancarse las vestiduras, cubrirse de ceniza la cabeza y darse golpes en el pecho, la cara y la lengua. Aquí se incluyen los “decentísimos” representantes del NO de Susana Villarán, claro está. En su paroxismo, estos nuevos inquisidores han gritado extasiados, afinando el torno torturador en donde instalaron al condenado. “¡Oh blasfemia! ¡Y justo hoy, en el Día de la Mujer Peruana!” Nuestros purísimos torquemadas, han bramado catatónicos encendiendo la pira. “¡A la hoguera!” gritaron chillando enardecidos arrancándose las mechas desde sus santos tabernáculos.  ¡Que pase el desgraciado! Y es que solo son ellos los llamados a defender y proteger a “la mujer peruana” cada vez que alguien la ofende.
Pero, ¿qué tan consecuentes son estos adalides de la moral en su cantaleta de la protección a la mujer? “Hagamos memoria”, como a estos les encanta. Recordemos la maquinaria de descrédito que éstos cínicos montaron en su momento contra una mujer peruana, Lourdes Flores Nano, cuando contendora de Susana Villarán en las elecciones municipales, fue objeto de todo tipo de infundios y oprobios. También mencionemos que al ciudadano al que más escarnio se le hizo durante la pasada campaña presidencial -y se le sigue haciendo- es una mujer y se llama Keiko Fujimori*, a quien toda la gavilla de inquisidores que hoy casi se inmolan en su lucha por la defensa “de la mujer peruana”, le dijeron desde “china rata, ladrona y corrupta” hasta “china de mierda”, pasando por imágenes, videos, marchas y etcétera; llenos de miserables agravios. Aquí un botón. Incluso, se le abrió un colectivo -que más parece una horda de marabuntas inmundas-, en donde los insultos, las ofensas, las vejaciones y hasta xenofobia son los ingredientes predilectos.

¿Y hoy andan muy ofendidos? ¡Já! Recurramos -nuevamente- a la “memoria” (palabrita que estos “perfectos” utilizan cada vez que les conviene) y hagamos la siguiente preguntita a cada uno de estos beatos de la moral:
¿Dónde estaba tu capacidad de indignarte cuando -hace unos meses- una mujer, trabajadora de LAN,  fue violentada por un ministrucho inmundo… perteneciente a la caterva caviar? ¿Qué hiciste mientras ese funcionario del gobierno que TÚ elegiste, un cobarde acusado de golpear e insultar a la señorita, se escondía detrás de las faldas de la “presidenta” y la “ministra” Ana Jara, aferrándose a su puesto con uñas y dientes?  ¿Dónde estaban tu exacerbación y tu genuina preocupación por lo que sucedía con esta “mujer peruana”? Y Ana Jara ha “exigido disculpas públicas” a MTG por sus infames declaraciones, pero ¿dónde estaba esta señora cuando el ministrucho Villena soplaba a golpes a la señorita de LAN, que extrañamente retiró la denuncia que presentó contra el cobarde? No se oye padre, porque NADIE dijo/hizo NADA.

Pero hay más. Joaquín Sabina, un espantajo que cree que compone poesía y canta y, que hoy por hoy se ha convertido en el flamante rostro de la campaña antirrevocadora, da la casualidad que justo, “justo” repite la misma frasecita sexista de Marco Tulio en su canción “Hay Mujeres”, (minuto 0:21 de la canción). Y dice LITERALMENTE así:  “Hay mujeres que dicen que SI cuando dicen que NO”. Pero claro, como el mamarracho en cuestión es imagen del circo montado por la caviarada, entonces, lo dicho por éste, automáticamente se convierte en “poesía”. “No lo saquen de contexto”, “Es que tiene licencia poética” ¿”Licencia poética” dicen? ¡Licencia poética mis muelas! ¡Hipócritas!

¿Entonces, estos adefesios son los “ejemplos” de virtud y de moral que dicen defender a la mujer peruana? ¿A quienes creen que cojudean estos payasos disociados? ¿Quién se va a comer los cuentos de sus disfuerzos y alharacas? Si analizamos, el  principio de la defensa fiera de los derechos de la mujer no les interesa un soberano pepino. Aquí el tema es otro; es el interés político que una vez más se les sale por los ojos, la nariz y los oídos en su afán de tirarse abajo a quien se interponga en su camino.

La única razón por la cual todos estos tartufos han galopado raudos a realizar su “Auto de Fe” en la plaza es que, desesperados como están al acercarse ya la consulta popular de revocatoria en donde la pregunta será “¿Está de acuerdo Ud. que la alcaldesa es incapaz de seguir en el cargo?” y a la aplastante respuesta de la opinión pública en las encuestas, están haciendo lo que sea. Al ver que la campaña “de brazos cruzados” – ¿la gestión de los brazos cruzados en donde nadie hizo nada?-, de pagos millonarios a un extranjero “asesor” lobbista y acusado de corrupción, no da resultado y, atormentados al ver que la Sra. alcaldesa y buscapuestos podrían salir expectorados en un santiamén del edificio municipal, están dando sus patadas de ahogado, con tal de lograr mejorar en algo la zarrapastrosa imagen de la actual gestión edil.

Pero la gente no es tonta, sabe distinguir champa de piedra. Marco Tulio Guttierrez interesa un rábano a quienes estamos HARTOS de la incompetencia. La politizacion de un tema tan serio como el del Abuso Sexual demuestra la desesperacion de la gente del ‘NO’.

Entiendan, plañideras, atacando a MTG, quien no representa al SI, no van a mejorar su ridícula campaña antirrevocatoria. Muy aparte, demostrado está que uds SÍ tienen cola que les pisen.

Finalmente, el vecino limeño no votará por el SI por Marco Tulio Gutierrez, elegirá el SI para sacar a un grupúsculo de INCOMPETENTES de la alcaldía de Lima. Fuerte y claro.

La  lealtad ciega a un ídolo de barro es una de las peores toxinas de nuestra cultura política. Peor aún es silbar para el costado cuando el trapito sucio está en casa.
Si en vez de campañas millonarias de último minuto hubieran TRABAJADO estos 2 años, no tendrían que recurrir a tanto patetismo.

Nos leemos,

la hígado.

*Al enfermizo maniqueísmo caviar: desconfúndanse. El párrafo en éste artículo sobre ataques a Keiko Fujimori no es una defensa a ésta. Simplemente he referido un hecho de doble moral caviar que CUALQUIERA puede verificar. Antes que se atrevan a calificarme de fujimorista, allí les dejo este link.  Luego de leerlo, lávense el hocico.

Keiko no nos joras

 

Autora: Mar Mounier (@elhigadodmarita)

Leyendo la última entrevista a Keiko Fujimori por parte del diario Peru 21 no pude menos que sentir escalofríos… la nota puso al descubierto la orfandad de ideas de alguien que aspira a la Presidencia de la República.

En tal entrevista, doña Keiko Fujimori aseguraba entre otras cosas y muy suelta de huesos, estar “totalmente capacitada” para gobernar el país, pues su “experiencia” como Primera Dama le sirvió de guía y “preparación” y sus estudios coronan lo que ella considera una instrucción y entrenamientos de primer nivel.

Resulta hasta anecdótico observar que doña Keiko considera estar calificada para ser presidenta porque estudió una maestría quizá pagada con nuestros impuestos, tal y como se sospecha, luego que no pueda explicar con documentos concretos, la fuente de financiación de sus estudios y los de sus hermanos en USA.

Pero momento, momento ¿Venir a comparar y cuasi minimizar la tarea presidencial, cotejándola con las presentaciones parcas y frívolas de una Primera Dama? ¿Es que realmente Keiko tiene idea alguna de lo que significa el trabajo de un presidente? ¿En un país con una problemática tan compleja como el nuestro?

Con tales aseveraciones, aconsejo de manera urgente un repaso por esos renglones básicos concernientes a los deberes del Ejecutivo, que alguna vez todos aprendimos en las clases de Educación Cívica,  ¿O es que pensará acaso Keiko que el trabajo durante los cinco años de “su” gobierno consistirá en llenar las tacitas de leche a los niños de la Fundación por los Niños del Perú? ¿O quizá será martillear botellas de champaña en visita a puericultorios?

A la doña parece que los altos estudios realizados en una de las universidades más caras del mundo no le enseñaron que para que un país o conglomerado humano tenga crecimiento estable y/o desarrollo sostenible, se necesitan puntos de apoyo. En entrevistas, la vemos paporretear de uno que ella considera el “económico”, luego a instancias de quien la interrogue habla de lo “social” donde se circunscribe la educación, la salud, etc, etc. Y luego, ni ella ni sus “asesores de lujo” saben cual es el próximo punto de apoyo… se queda entre la Luna de Paita y el Sol de Piura.

Con simples respuestas y hechos negativos cuestionables no se puede pretender tomar las riendas de un país.

¿Qué la hace merecedora siquiera a ser candidata? No tiene la catadura ética ni moral.

No Keiko… Y no es que siquiera le falte mucho… es que simplemente no tiene nada.

¿Luego, realmente imagina Keiko que el haber usurpado el puesto de primera dama a Susana Higushi (su propia madre, de quien no tuvo la más mínima compasión ni solidaridad luego que ésta sufriera torturas) la hace merecedora de nuestra confianza para entregarle el puesto de administradora del gobierno?

Haciendo memoria, la Sra. Fujimori Higuchi ya era mayor de edad cuando su padre y Montesinos delinquían, es decir, era totalmente conciente de los actos de corrupción que se realizaban ante sus narices, los que validaba y aceptaba sin rechistar. No dijo nada durante los tiempos en donde la corrupción imperaba en el aparato estatal siendo “primera dama”… ¿por qué si tanto se jacta de lo mucho que aprendió durante esa época, no tuvo la sagacidad, perspicacia, valentía y claridad necesarias para, como su madre, identificar, cuestionar y denunciar los hechos delincuenciales de la administración de gobierno? Si no cumplió con el deber de velar por los intereses de los ciudadanos ¿ahora con que cara se lanza como candidata?

Ni siendo congresista ha demostrado capacidad de gestión ni planeamiento a largo plazo, mucho menos poder de liderazgo, como lo tienen otros candidatos. Lo único” válido” en la agenda de su “plan de gobierno” sería el indulto a su padre…y quién sabe a Montesinos y compañía. Por lo demás, allí terminan sus ofrecimientos.

Haciendo un resumen, sus hechos y palabras demuestran su “talla”
Inconsistente, desmemoriada, ignorante de la realidad peruana, cínica, corrupta, oportunista, etc, etc, etc.

Pero analicemos…

¿Cómo financia sus estudios en USA con los S/ 2,200 que ganaba el padre? Asunto hasta ahora no esclarecido satisfactoriamente.

¿En dónde realiza sus prácticas universitarias? Dentro del internado de la salita del SIN, lugar el cual habitaba ella y su familia.
¿Quién es su asesor de lujo? Alberto Fujimori, preso, socio en la corrupción con Montesinos.

¿Cómo se comporta en una de las pruebas de ética y moral más fuertes de su “carrera” política? Rechaza ayudar a su madre, la sra. Susana Higushi, cuando esta era víctima de vejámenes por parte del padre y, al contrario, se pone al lado de este, suplantándola como primera dama.
¿Quién o qué financia su campaña al 2011? Incierto

¿Quiénes conforman parte de su cúpula de confianza? Entre ellos Carlos Raffo, impresentable acusado de corrupción y peculado por recibir U$/400 000 dólares de Montesinos.

Con todo aquello y en conclusión, la Sra. Fujimori no ha presentado ninguna propuesta seria para gobernar al Perú.
¿Será posible que la plataforma electorera presidencial siga tan venida a menos, que nos presente candidatos tan limitados, repetitivos e inútiles ávidos por gobernar[nos]? ¿No se supone que el “país avanza” y con éste, debería mejorar la calidad de las opciones presidenciales a presentarse?

Pareciera que naca la pirinaca… seguiremos esperando.

la hígado