LOS BUSCAPUESTOS (Segunda Parte)


Napalm NO, Palm Drink SI 

Autora: Mar Mounier (@elhigadodmarita)

Resulta que ayer, en mi cuenta de Twitter @elhigadodmarita, expuse una opinión personal, demandando que el gobierno del presidente Ollanta Humala, se “desconfunda” de una buena vez y le meta Napalm a todos los terroristas que siguen masacrando policías en la zona del VRAE (ver). Claro, esto, para quien tiene dos dedos de frente, se sobreentiende que fue dicho en sentido figurado, pues el mensaje subyacente es que no debería existir la mínima piedad con estos traidores de la patria.

Pues bien. ¿Adivinan quienes fueron los primeros en crucificarse por el entredicho? ¡Punto para usted! Exactamente: toda la arrabalería oenegera y huevero-caviar que tanto ha protegido, defendido e indemnizado a esos parias que hoy asesinan a los nuestros en el VRAE.

El hecho que estos adefesios empiecen su “guerrita virtual” no me preocupa en lo mínimo, tan es así que he disfrutado como una enana el apelativo de “Miss Napalm” (que graciosamente me etiquetaron en el Twitter). Lo que sí inquieta e indigna, es el afán que tiene este cardumen hediondo por distraer a la opinión pública de un tema tan delicado como lo es el asesinato de valerosos policías y, en lugar de respaldar a nuestras fuerzas del orden, muy “valientes” estos tuiteros a sueldo y en “mancha”, empezaron una recatafila de ataques hacia quien expone una opinión personal, en este caso, producto de la inacción del gobierno.

(Lee usted bien, estos pestíferos autodenominados “la reserva moral del Perú”, estos mentecatos “vigilantes” que dicen defender la libertad de expresión, opinión e ignorancia; por allí van de lampreas consolidando su posición de lumpen, tratando de amedrentar con bravuconada y pendencia, a ciudadanos comunes y corrientes a quienes les da la regalada gana de expresar una idea).

Entre esa fauna marina en la que danzaba catártica toda la huevera de pejerreyes, anchovetas, pejesapos y mui-muis escupiendo sandeces, se encontraba nada menos que el grupete de estafadores de ese adefesio que se hace llamar “NAK”, que, quizá por la paliza que expuso sus miserias unos meses atrás -en la que esta humilde servidora se encargo de repartir combo, patada y lapo– parece seguir enajenada relamiéndose las heridas.

¿Pero qué es NAK, cómo se traga y para qué demonios sirve -o sirvió-?

No está de más recordarlo. Durante la pasada campaña electoral, “No a Keiko” o NAK creada por Giancarlo Navarro, se presentaba con la fachada de “colectivo civil” antikeikista y antifujimorista al público. En sus inicios, las cuentas que tenían en redes manejaban un lenguaje aceptable; tanto así que incluso muchos políticos y gente común (entre los que me incluyo) los apoyó animosos. Pero, en el momento más crítico de las elecciones, cuando las papas ya olían a huevera rancia, la secta empezó a enviar mensajes racistas, xenófobos y pro-partidistas, lo que hizo que muchos rechazáramos tales cambios y decidiéramos no apoyarlos más. Luego se supo que ese cambio obedecía única y exclusivamente a una “estrategia de campaña”, pues realmente a quien apoyaban era al hoy conocido como “Cuarto Puesto” Alejandro Toledo. Luego de los resultados de la primera vuelta electoral, al quedarse NAK sin candidato (y sin “padrino”), decidió ofrecer sus servicios a -en ese entonces- el mejor postor, GANAPERÚ, pues se perfilaba como el primero en las encuestas para la segunda vuelta.

Pues bien, durante esa campaña, la banda NAK prometió, perjuró y hasta se encadenó garantizando “vigilar” y “denunciar” futuras faltas y corruptela del partido que en ese momento apoyaban (GANA PERÚ) -¿recuerdan el pegajoso “nuestro voto no es un cheque en blanco”?-. Bueno. Luego, como todos sabemos, GANA PERÚ se erigió como gobierno de turno.

Hemos sido testigos, Ud. y quien escribe, que esto no pasó ni en pelea de perros. El gobierno mandó al hermanón a Rusia, Chehade se metió a la cava de las Brujas, una ginecóloga fue delegada como diplomática en Francia, el otro hermanito del presidente expuso las falencias en el sistema penitenciario y más perlas con abanico incluido y, ¿los “valerosos” NAK? Mudos. Aquí no pasaba nada.

Muy por el contrario, el grupete ha servido de pantalla política para alcahuetear intereses no muy santos. Para muestra un chorito con cebolla. Los NAK habrían preparado todo un trabajo de descrédito en contra de la minera Conga-Yanacocha en Cajamarca y para extrañeza de la cúpula NAKeril, Giancarlo Navarro (fundador quien en ese momento ya había vendido NAK como lo que era, una empresa) se opuso rotundamente. Es así como Eliana Carlín socio-fundadora de NAK y otros caviarones apestosos, luego descubrieron espantados una verdad que les explotó en la cara: que Giancarlo Navarro, su colaborador y “amigo”, trabajaba en ese momento para Yanacocha -“el enemigo”- en el área de comunicaciones. Y es allí donde se arma el despelote. En medio de tremendo follón se dividen, “expulsan” a Navarro – quien se quedó con “VotoVigilante”- de la banda, y Elianita Carlín (quien hoy tiene un bonito puesto en el gobierno) asume el cargo de anchoveta mayor de los NAK . Recordemos que la pandilla era una sola antes de descubrirse lo dicho.

En otro caso, Jimena Sánchez, -quien en esta fauna es digamos, la cetácea del grupo- “consiguió” trabajo en la Municipalidad de Lima “coincidentemente” luego de las elecciones. En su rol de tuitera a sueldo,  parece que luego de este bochornoso comentario en su cuenta Twitter (ver aquí) fue “reubicada” para disimular y hoy estaría trabajando en un proyecto financiado por la fundación SOROS en el Ministerio de Relaciones Exteriores. (Sería interesante aclarar en qué momento “trabaja”, ya que si revisan sus cuentas trolls @egocolosal y @huyedelmonton en Twitter, esta funcionaria del estado se la pasa todo el día lanzando sarta de groserías).

Queda claro entonces, que NAK no es más que un grupúsculo de BUSCAPUESTOS que, protegidos por quienes los financian, no tienen la mínima intención de cumplir con las promesas ofrecidas durante la campaña -¿les suena esto conocido?-. Muy por el contrario, ahora funcionan como una camarilla de matones en las redes, cuya función principal es amordazar a quienes expresen una posición discordante de su arrabalería. Si hablaban de “vigilar” y luchar contra la corrupción, hoy demuestran su miseria moral, pues una de las formas más abyectas de corrupción, es la destrucción de la institucionalidad de la MERITOCRACIA. Gente que durante años se ha formado y que no cuenta con “padrinos” ni contactos, ve con desilusión como un grupo de mediocres cuyo único mérito ha sido “reventar cohetes” primero a un candidato y luego a otro por conveniencia, goza hoy de la “ganancia” que les rindió burlarse de los ingenuos ciudadanos que creyeron en sus monsergas.

El ataque grupal y masivo de estos vándalos, solo demuestra: primero, el miedo al efecto multiplicador de la opinión políticamente incorrecta (y que ésta sea apoyada por quienes se hastiaron del doble discurso de estos no defensores, sino traficantes de Derechos Humanos), y segundo, sus ansias por proteger el objetivo caviar; un objetivo marcado por el deseo desmesurado de amparar y favorecer a grupos terroristas. Si usted no se enteró, NAK tiene el digamos “apoyo” de ONGs que comprobadamente protegen a grupos terroristas. Y para muestra, lea la cartita de una de estas oenegés proterrucas, APRODEH, al parlamento Europeo, justificando y defendiendo a “angelitos” del sanguinario MRTA. Por favor, léala detenidamente aquí.

Quizá la pandilla de buscapuestos en cuestión, acompañada de las hueveras que repiten atolondradas sus chucherías, estaría de lo más feliz y contenta si los criminales terroristas -por los cuales lloran como plañideras esquizofrénicas- recibieran, no Napalm, sino una refrescante Palm Drink para saciarles la sed, mientras esperan escondidos en la vegetación del VRAE para acabar con nuestros valerosos policías. Sí, a esos héroes dispuestos a dar su vida para que Ud. y yo podamos gozar finalmente, de esa paz que hemos venido exigiendo a nuestros gobiernos por décadas.

Como los “dignos” que pretenden ser, sería bueno que dejen la matonería y los ataques cobardes y masivos contra quien exprese una opinión de la cual discrepen. Ya sabemos que dada su naturaleza de rémoras, esto es difícil, pero al menos hagan el esfuerzo.

La hígado.

5 comments

  1. fmphotoscooby · mayo 11, 2012

    Mar, interesante lo que expones, yo apoyaba a NO A KEIKO a muerte hasta que se empezaron a tapar los ojos a las cosas chuecas que se dan en el gobierno. Yo apoyo a Valdés ahora porque lo veo coherente, directo y decente, claro que me puedo equivocar pero hay mucha prensa y presion para sacarlo del medio, Yo discrepo de todo aquel que tiene algun rabo de paja opine o “Raje” como han hecho los apristas con los ministros renunciantes pues ellos no tiene calidad moral igual que los fujimoristas para pedir esas cosas por el pasado reciente de ambas agrupaciones, Pero opinar es eso, opinion y mientras vivamos en Democracia y no estemos en ningun gobierno totalitario, comunista, socialista, o fascista, se debe respetar cada opinion sin llegar al insulto pues solo eso refleja que la capacidad intelectual del que insulta no llega a mas que eso. Saludos Mar y recien pude leer bien tu tweet, pues no habia visto el inicial solo la version corta de Napalm.
    Fernando Muñoz

    Me gusta

    • Martín Felix Muñoz del Río · mayo 22, 2012

      Hola, yo pienso que a veces si es necesario llegar al insulto, porque la gente con doble moral es verdaderamente despreciable.

      Por eso mi anterior comentario.

      Saludos

      Me gusta

      • fernando muñoz · julio 14, 2012

        Bueno Martín , a veces si hay gente que es necesario insultarla pero me gusta hacerlo jaja en la cara pelada no? Es mas gratificante, pero esta doble moral que exhiben es la peor que hay y hace daño en todo. Saludos
        Fernando Muñoz

        Me gusta

  2. Martín · mayo 11, 2012

    Disculpa que me exprese un poco fuerte, pero es necesario decirlo: esa Maldita gente con doble moral es despreciable.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.